jueves

A veces quisiera ser una chica normal, tener a mi papá y mamá vivos. Que mi hermano mayor no sea un violento verbal y sea mas comprensivo, más... hermano. Una abuela no tan depresiva y más alegre, entiendo que perdió a su hija y a su marido y tuvo una infancia horrible pero la vida es hoy, mañana siempre puede ser mejor. Quisiera estar en este momento estudiando lo que quiero, tener un trabajo para poder pagarme mis cosas. Quisiera que la gente deje de tenerme tanta lastima, quisiera cortarme las venas y aliviar un poco mi dolor, quisiera no tener que llorar todo el tiempo. Quiero ser feliz, quiero triunfar, quiero ver el sol todos los días, quiero que este obstáculo que me puso la vida se vaya rápido y vengan las cosas buenas. A veces me da vergüenza contar lo que me pasa, lo que es mi vida, lo que es mi casa, mi familia. La gente que me rodea tiene vidas muy lindas, una familia muy unida, muy perfecta. Así soy yo, así es mi vida. Una mierda. 

1 comentario:

Agustina Rose dijo...

Fuerza! todo depende de como encares la vida. De las cosas malas se pueden sacar muchas buenas, y de los golpes que te da la vida podés abrir una ventana a oportunidades nuevas aunque todo parezca perdido.